Medidas covid 19 – flexibilización en el ámbito societario, civil y mercantil

20 marzo, 2020

En el Real Decreto-Ley 7/2020, de 12 de marzo pasado, de medidas urgentes para responder al impacto económico del COVID-19, se han previsto una serie de medidas en su artículo 40, para flexibilizar las normas y los plazos societarios hasta que se levante el estado de alarma.

Son, en síntesis, la siguientes:

  • Aunque no esté previsto en los estatutos, durante el estado de alarma:
    • las reuniones y juntas de los órganos de gobierno de todas las entidades, se podrán celebrar por videoconferencia. Ésta deberá garantizar que se asegure la autenticidad y la conexión bilateral o plurilateral en tiempo real con imagen y sonido de los asistentes en remoto. La sesión se entenderá celebrada en el domicilio de la persona jurídica.
    • los acuerdos de los órganos de gobierno podrán adoptarse mediante votación por escrito y sin sesión, cuando lo decida el presidente o lo soliciten, al menos, dos de sus miembros. Tendrán que seguirse todas las seguridades establecidas para las sociedades mercantiles para estos casos, aunque la entidad no sea mercantil. La sesión se entenderá celebrada en el domicilio social.
  • Hasta que finalice el estado de alarma:
    • queda suspendido el plazo de tres meses para formular las cuentas anuales. El plazo se reanudará por otros tres meses a contar desde la finalización del estado de alarma. Si las cuentas ya se hubieren formulado, al momento de la entrada en vigor del estado de alarma (14 de marzo) y hubieran de ser auditadas, se prorrogará el plazo para ello dos meses, a contar desde que finalice el estado de alarma.

(Las juntas generales ordinarias para aprobar las cuentas del ejercicio anterior se reunirán necesariamente dentro de los 3 meses siguientes a contar desde que finalice el plazo para formular las cuentas anuales.

Si la junta general ya se hubiera convocado al momento de declaración del estado de alarma, por no se hubiera celebrado, el órgano de administración podrá modificar o revocar la convocatoria. Si la revoca, deberá volver a convocarla dentro del mes siguiente a que finalice el estado de alarma.

La junta general podrá celebrarse, con carácter general, dentro de los diez meses del ejercicio social).

    • Los notarios que fueran requeridos para asistir y levantar acta de junta podrán hacerlo por medios telemáticos que garanticen su función.
    • Queda suspendido el derecho de separación del Art. 348 bis de la Ley de Sociedades de Capital, aunque concurra causa legal o estatutaria para ello.
    • Queda suspendido el plazo de caducidad de los asientos registrales, reanudándose el cómputo una vez finalizado el estado de alarma.
    • Queda suspendido el plazo legal de dos meses para solicitar el concurso, aunque se estuviera en estado de insolvencia -aunque se hubiera presentado una comunicación al Juzgado del inicio de las negociaciones con los acreedores-, así como para solicitar la disolución de la sociedad por cualquier causa, y los administradores no responderán de las deudas sociales contraídas durante ese período.
  • Si el término de duración de la sociedad aconteciera durante la vigencia del estado de alarma, ésta no se disolverá hasta transcurridos dos meses desde la finalización del estado de alarma. Entendemos que lo mismo ocurriría con las demás causas de disolución de pleno derecho, con los bloqueos de registro por deudas fiscales o por falta de presentación de cuentas anuales.

Para cualquier duda acerca de este artículo, puede utilizar el área de contacto de nuestra página web para dirigirse a nuestro equipo de abogados especialistas. Estaremos encantados de atender su consulta.

Juan Nuñez  Abogado

Deja un comentario

X

Uso de cookies

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.