Mercantil y Societario

Un buen contrato evitará muchos conflictos y ayudará a que sus operaciones sean eficaces

Ámbito:

El Derecho mercantil es aquel que rige las relaciones de los empresarios, en las cuestiones que son propias de su negocio, cuestiones a las que no se le aplican las reglas de defensa de los consumidores. Por ello, las relaciones entre las partes requieren de una mayor atención y de un buen asesoramiento. Un buen acuerdo para evitar un conflicto ha de basarse en un buen contrato.

  • agencia, distribución, franquicia
  • transacciones comerciales, exclusivas
  • licencias, know-how y propiedad intelectual
  • joint-venture entre empresas
  • gestión de negocios, outsourcing

El Derecho societario cubre una necesidad que nace de la mayor parte de las operaciones empresariales. La decisión de constituir una sociedad, una Agrupación de Interés Económico, o la creación de una cooperativa nace de la voluntad asociativa de los empresarios. Estas figuras empresariales distintas del empresario individual, deben ser dotadas de estructura y organización jurídica, para su buena administración y el cumplimiento de sus respectivas obligaciones.

  • acuerdos de adquisición de empresas
  • constitución, transformación, disolución y liquidación
  • fusiones y escisiones
  • asociaciones, fundaciones, cooperativas
  • agrupaciones de empresas, asociaciones de interés económico
  • asesoría y secretaría de la Junta y del Consejo de Administración
  • conflictos entre socios y procesos de impugnación de acuerdos
  • actuaciones mediatorias pre-concursales

< Volver

X

Uso de cookies

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.