Arbitraje y Mediación

No hay mejor acuerdo que el que controlan o conciertan las propias partes en conflicto

Ámbito:

El Arbitraje es la gran solución a la lentitud de la justicia, Cuando lo que prima es la rapidez en la resolución, cada vez más importante en el día a día de los negocios, el acuerdo de las partes, ya sea previo o una vez aparecido el conflicto, de someter sus controversias a arbitraje aporta rapidez y especialización. El encarecimiento de la justicia ha acercado considerablemente los costes.

La Mediación cada vez adquiere más importancia en todos los ámbitos –y no tan sólo en el familiar-, la mediación de los conflictos como forma avanzada y madura de que las partes encuentren por si mismas la manera de solucionar sus diferencias. Las futuras relaciones de las partes enfrentadas resultarán especialmente favorecidas por este proceso, que el mediador dirige de manera neutral.

Mediarb
Nuestra experiencia y capacidad en ambos ámbitos, nos permite proponer una tercera vía muy interesante: la mediación entre las partes se lleva a cabo ante un sobre cerrado que contiene el ‘laudo’ (decisión arbitral) tomada por el mediador, en funciones de árbitro; si la mediación no concluye con éxito, se hace valer el laudo emitido.

< Volver

X

Uso de cookies

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.