UNA SENTENCIA EUROPEA CONSIDERA DISCRIMINATORIO EL MAYOR COSTE DEL IMPUESTO DE SUCESIONES DE LOS NO RESIDENTES, Y PUEDE SOLICITARSE LA DEVOLUCIÓN.

30 setembre, 2014

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea, en su Sentencia de 3 de Septiembre de 2014, ha declarado contrario a los Tratados de la Unión Europea el régimen fiscal español de las sucesiones y donaciones, por cuanto comporta un tratamiento distinto al residente frente al no residente, vulnerando la libre circulación de capitales tanto en la Unión Europea como en el Espacio Económico Europeo (que incluye, además de la UE, Noruega, Liechtenstein e Islandia).

Esta vulneración se produce tanto en el caso de sucesiones y donaciones en las que  los herederos o donatarios y/o el causante sean no residentes, como en caso de donaciones de inmuebles situados en territorio español cuando el donatario sea no residente, con respecto y en comparación a los impuestos que hubieran pagado esas mismas operaciones, de no existir el elemento extranjero.

Y todo ello por cuanto el criterio de conexión previsto por la normativa española no permite que los no residentes se acojan a las reducciones previstas en las distintas Comunidades Autónomas (CCAA) lo que, en consecuencia, implica una mayor carga fiscal para los sujetos pasivos no residentes, por cuanto se les aplica la legislación estatal del territorio común.

Esta Sentencia condenatoria comporta que aquellos contribuyentes que hayan tenido que liquidar el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (ISD) sin posibilidad de aplicarse las reducciones previstas en la normativa autonómica que les hubiera podido corresponder de no aplicarse el elemento extranjero, puedan solicitar la devolución de lo pagado en exceso, así como los intereses correspondientes.

Dado que la Sentencia no fija efectos temporales de su decisión, entendemos que los contribuyentes residentes ó no residentes que se consideren afectados pueden solicitar la devolución por dos vias distintas:

  1. En caso de que el Impuesto liquidado no esté prescrito (en general 4 años desde la liquidación del mismo), solicitar la devolución de ingresos indebidos mediante la impugnación de la liquidación.
  2. En caso de que el Impuesto liquidado ya esté prescrito, se puede iniciar expediente de responsabilidad patrimonial del Estado, salvo que el Gobierno dicte un procedimiento especial para canalizar y resolver estas reclamaciones.

En base a todo lo anterior, es conveniente ir estudiando cada caso y, con urgencia aquellos no prescritos, a fin de presentar  la correspondiente reclamación de devolución de ingresos indebidos.

 

Barcelona, a 30 de Septiembre de 2014.

Feu un comentari

X

Uso de cookies

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.. Podeu canviar la configuració o obtenir més informació aquí.