Injusticias del sistema tributario: La inclusión de los legados en la base de cálculo del ajuar doméstico.

17 julio, 2018

¿Qué ocurre cuando una persona fallece y deja una herencia de 3 M€, pero 2 M€ de esta herencia lo constituye un legado especial a favor de una persona que no es ni heredero ni legitimario? ¿Quién paga el Ajuar?

Legado-ajuar-hereditario

El artículo 15 de la Ley 29/1987, de 18 de diciembre, del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones establece que “El ajuar doméstico formará parte de la masa hereditaria y se valorará en el 3 por 100 del importe del caudal relicto del causante, salvo que los interesados asignen a este ajuar un valor superior o prueben fehacientemente su inexistencia o que su valor es inferior al que resulte de la aplicación del referido porcentaje“. Este artículo obliga a la llamada ‘prueba diabólica’ en caso de inexistencia o poco valor del ajuar, por cuanto es de general conocimiento lo difícil que resulta demostrar algo negativo. ¿Cómo va a probarse que el ajuar es inexistente o menor a dicho 3%?

Por otra parte, el art. 23 del Reglamento de Impuesto de Sucesiones, establece que dicha obligación no es exigible a los legatarios, siempre y cuando estos últimos no coinciden con los herederos.

Así pues, según se desprende de la Ley y el Reglamento de Impuesto de Sucesiones, el ajuar domestico se calcula sobre el total de los bienes dejados por el testador incluidos los legados, pero excluyendo a los legados de su pago, por cuanto se supone que los herederos, salvo que se diga otra cosa, son los que se distribuyen dicho ajuar. Pero, ¿qué ocurre si es inexistente o ínfimo, y no se puede demostrar? Es decir, que en el caso práctico anteriormente expuesto, el ajuar domestico se calculará sobre los 3 M€ y será incluido en la base imponible del impuesto de los herederos y legitimarios (si los hay), aunque una tercera persona que no es heredera, y que por tanto no paga el ajuar, reciba 2 M€.

Tal y como establecen varios tribunales, entre ellos el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, en su Sentencia 188/2017 de 16 Mar. 2017, el ajuar doméstico es un activo más que se comprende en la masa hereditaria y que supera el concepto de ajuar doméstico previsto en el Código Civil, por lo que los herederos deben incluir en su base imponible del impuesto no solo el 3% del ajuar de lo que efectivamente heredan, sino el 3% de lo totalidad de los bienes, incluidos los legados, salvo que el testador haya dejado al legatario los enseres, ropa, etc. que se encuentren en el bien legado. Es decir, que los legados computan a efectos de determinar el ajuar, que es una cantidad alzada que no tiene por qué coincidir con la realidad y de la que resultará prácticamente imposible ‘demostrar fehacientemente su inexistencia’.

En definitiva, los herederos estarán ‘gravados’ en mayor o menor medida por dicho 3%, caso de no existir realmente, dependiendo del remanente que les quede, una vez cumplidos los legados. En el caso expuesto al principio, si además hubiera otro legado de, supongamos, 900.000, más valdría renunciar a la herencia.

 

Si tiene alguna duda acerca de este artículo puede utilizar el área de contacto de nuestra página web para dirigirse a nuestro equipo de abogados especialistas. Estaremos encantados de atender su consulta.

Dimitrichka Anghelova – Abogada

2 Comentarios

  1. AMELIA MARÍA GIMÉNEZ
    AMELIA MARÍA GIMÉNEZ 09-01-2018

    En la explicación que dan no se tiene en cuenta la consulta V2255-11: “El caudal relicto es el formado por los bienes, derechos y obligaciones de los que era titular el causante, pero también se llama de
    igual modo a la parte activa de la herencia, dejando fuera de su definición al pasivo de la misma, por considerarlo una carga y no
    integrante de la herencia; por tanto, no se incluyen en dicho concepto los bienes que se transmiten mediante legado por no formar
    parte de la herencia, pero sí los bienes exentos o que den lugar a bonificaciones fiscales ya que sí forman parte del caudal relicto.”
    Agradecería una respuesta.

    • Dimitrichka Nedelcheva Anghelova
      Dimitrichka Nedelcheva Anghelova 09-06-2018

      Hola Amelia
      Gracias por su comentario. Tal y como se establece en numerosas consultas y sentencias, el ajuar doméstico del causante se valora en el 3% del valor de la masa hereditaria. A efectos fiscales, el ajuar doméstico es un activo más de la masa hereditaria y se calcula sobre el total de los bienes dejados por el testador, incluidos los legados. Salvo disposición expresa del testador, el ajuar corresponde a los herederos y en proporción a su participación en la masa hereditaria.
      Por eso decimos que es injusto que el heredero pague el concepto de ajuar aplicado al total de la herencia, incluidos los legados, cuando éstos van a parar a otras personas.
      Saludos.

Dejar un comentario

X

Uso de cookies

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.