La especial vulnerabilidad, como ‘justo título’ para oponerse a un desahucio de vivienda

25 junio, 2019

El pasado mes de noviembre, la Audiencia Provincial de Valencia (Res. 444/2018) confirmó la desestimación de la acción de desahucio por precario, dado que el demandado ostentaba “justo título” para ocupar la vivienda adquirida por el comprador.

vivienda

Esta resolución pasó medianamente desapercibida, y entendemos que merece un comentario al respecto por su singularidad e importancia en futuras situaciones análogas.

En resumen, una entidad bancaria procedió a la ejecución hipotecaria de una vivienda, a lo que el propietario despojado, a fin de evitar el lanzamiento, solicitó se le reconociera encontrarse en situación de especial vulnerabilidad, y así lo acordó el juzgado.

Adquirida la titularidad del inmueble por dicha entidad bancaria, ésta lo vendió, y el nuevo propietario interpuso un procedimiento de desahucio por precario contra el ocupante (anterior propietario en situación de vulnerabilidad), por carecer de título que amparase su posesión (puesto que, de hecho, no era ni propietario ni inquilino).

Nuevamente, pues, se acudió al Juzgado, que tuvo que decidir si esa resolución de vulnerabilidad vinculaba únicamente a la relación con la entidad bancaria, o si se extendía al nuevo propietario. Además, dicha resolución establecía un plazo, puesto que obligaba a mantener el estatus quo, es decir, la protección del ocupante vulnerable, hasta una fecha determinada.

El Juzgado decidió que sí vinculaba al nuevo propietario, tanto durante el resto del plazo establecido -puesto que, de otro modo, se hubiera evidenciado la incongruencia de una resolución contraria a la anterior-, como más allá del mismo, por cuanto no habían variado las condiciones del ocupante en cuanto a su situación de vulnerabilidad.

Apelada la sentencia, nuevamente la Audiencia Provincial de Valencia dictaminó sobre el asunto, manteniendo el derecho del ocupante, por cuanto lo relevante no es que el propietario ya no sea una entidad bancaria, sino que el ocupante tiene un “justo título”, constituido por la declaración de vulnerabilidad de que había sido objeto, no habiendo variado las condiciones que habían servido de base para tal otorgamiento.

Así pues, dicha vulnerabilidad decretada anteriormente, sin que hubiera mejorado la situación del ocupante, se había convertido en un “justo título” mientras se mantuvieran las condiciones, sin que la Audiencia entrase siquiera a examinar -puesto que se trataba de una resolución firme-, las condiciones que llevaron al juez a conceder esa protección, al ser, además, una cuestión que debía plantearse ante el Juzgado que tramitó inicialmente la Ejecución Hipotecaria.

Para cualquier duda acerca de este artículo, puede utilizar el área de contacto de nuestra página web para dirigirse a nuestro equipo de abogados especialistas. Estaremos encantados de atender su consulta.

David Ruperti Abogado

Dejar un comentario

X

Uso de cookies

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.