Fin de las diferencias entre residentes comunitarios y no comunitarios, en el régimen de tributación del impuesto de sucesiones y donaciones

12 febrero, 2019

El Tribunal de Justicia de la UE con su sentencia de 3 de Septiembre de 2014  (asunto C-127/12), declaró contraria la legislación española reguladora del Impuesto Sucesiones y Donaciones (ISD) al Derecho Comunitario, por tratar de forma diferente a los sujetos pasivos del ISD, según fueran no residentes o residentes, puesto que estos últimos podían optar por aplicarse la normativa de ISD de la Comunidad Autónoma correspondiente, y disfrutar de las bonificaciones fiscales aprobadas por la Comunidad Autónoma, mientras que a los no residentes no se les permitía esta posibilidad.

sentencia-tribunal-img

A raíz de dicha Sentencia, se modificó la normativa española mediante la Disposición Adicional Segunda del ISD, que permitió a los ciudadanos no residentes comunitarios y los ciudadanos del Espacio Económico Europeo aplicar la normativa de las Comunidades Autónomas al igual que un residente en España, pero, aunque se trataba de un importante avance, dicha Disposición Adicional Segunda desplazó el trato discriminatorio a los no residentes extra-comunitarios, ya que, según la referida  Disposición Adicional, sólo no residentes comunitarios y los de EEE podían optar por aplicar la normativa de ISD de su Comunidad Autónoma, y disfrutar de las bonificaciones fiscales autonómicas.

Ahora bien; la Dirección General de Tributos, apoyándose en la sentencia de TJUE y la del Tribunal Supremo de 19 de febrero de 2018, con su consulta vinculante de 11 de diciembre de 2018, pone fin a este trato discriminatorio, estableciendo lo siguiente:

“Primera: La normativa española que regula el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones es contraria a la normativa de la Unión Europea, en tanto en cuanto no respeta el principio de libertad de movimiento de capitales regulado en el artículo 63 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, que prohíbe todas las restricciones a los movimientos de capitales entre Estados miembros y entre Estados miembros y terceros países.

Segunda: Conforme a la jurisprudencia del Tribunal Supremo y de acuerdo con la jurisprudencia del TJUE sobre el alcance del principio de libertad de movimiento de capitales consagrado en el artículo 63 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, los efectos de la sentencia del TJUE de 3 de septiembre de 2014 resultan aplicables a los residentes en países extracomunitarios.

Tercera: En consecuencia, no ha de tenerse en cuenta la exclusión de los países terceros ajenos al EEE en relación con el ámbito de aplicación de la disposición adicional segunda de la Ley 19/1987, de 18 de diciembre, del Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Por lo tanto, el régimen regulado en dicha disposición adicional resultará aplicable en relación con todos los no residentes, con independencia de que residan en un Estado miembro de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo o en un país tercero.

Si tiene alguna duda acerca de este artículo, puede utilizar el área de contacto de nuestra página web para dirigirse a nuestro equipo de abogados especialistas. Estaremos encantados de atender su consulta.

Dimitrichka Anghelova – Abogado

Dejar un comentario

X

Uso de cookies

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.